Historia
 
 

Fue por el año 1946 cuando Antonio Chacón comenzó con el criadero de aves en cautiverio. Las primeras especies reproducidas fueron: Sicalis flaveola, Carduelis magellanicus y Melopsittacus undulatus.

Esta actividad, ancestral en la familia, viene desde varios años antes de Europa, fue y es trasmitida de generación en generación.

Durante el año 1968 esta familia comienza con la venta y exportación las aves que reproducían y se crea así una empresa familiar en la cual Antonio José Chacón y Juana E. Hoays, ingresan a este fantástico mundo de las aves, logrando infinidad de éxitos en la reproducción en cautiverio en la Argentina y fundamentalmente en aves del App I de CITES.

Después de varios y exitosos años del criadero deciden instalar Corrientes Loro Park S.A., el primer criadero de aves de la República Argentina. Fue difícil encontrar un lugar que se adaptara legal y climáticamente a este magnífico emprendimiento. Buscando y leyendo sobre cada provincia y región argentina, encontraron que la provincia de Corrientes, pionera en cuanto a leyes, tenía (y tiene) un clima óptimo para reproducir y criar aves.

Fue entonces que por el año 1987 la familia Chacón decidió adquirir un campo en la localidad de San Cosme, (Ruta 12 Km. 1068), allí fue donde se comenzó a construir lo que hoy podemos apreciar como una maravilla de criadero, Corrientes Loro Park. Lo primero que se hizo para empezar este proyecto fue hacer un alambrado perimetral en todo el terreno a 2,50mtrs de altura para tratar de impedir el ingreso depredadores, más tarde se comenzaron a construir los jaulones, que albergan hoy a estas aves, de acuerdo a la forma de cría de cada uno de estos animales.